Se acaba el tiempo del INE en la zona wixárica

A dos semanas de la jornada electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) no sabe si habrá o no  elecciones en la zona norte de Jalisco, donde comunidades wixárika mantienen un veto electoral desde el 30 de abril; este domingo vence plazo para llegar a acuerdo que permita realizar los comicios

Texto: Analy S. Nuño / Zona Docs

Fotografía: Andrea Murcia / Agencia Cuartoscuro

GUADALAJARA, JALISCO.-  Este domingo 17 de junio se vence el plazo para determinar qué pasará con el proceso electoral en la zona norte de Jalisco, donde el pueblo wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños mantiene un veto electoral desde abril.

El Instituto Nacional Electoral (INE) espera que la comunidad “cambie su postura” y permita realizar los trabajos de organización para que el 1 de julio emitan su voto 7 mil 593 wixárikas de Mezquitic y Tuxpan de Bolaños. En caso de que la asamblea acepte la instalación de las 13 casillas correspondientes a las secciones electorales 294 y 1837, el INE deberá trabajar a marchas forzadas en la selección de funcionarios de casilla y su capacitación (el plazo normal para hacerlo es de 20 días).

En entrevista, Carlos Manuel Rodríguez Morales, presidente de la Junta Local del INE en Jalisco, explicó que a pesar de que el pasado 11 de junio se llevó a cabo una mesa de negociación en la Ciudad de México, los avances son pocos o nulos.

“No hemos avanzado en esas secciones electorales de Mezquitic y de Bolaños en los trabajos de organización ante las medidas drásticas que impuso está comunidad de establecer puntos de bloqueo para que nadie ajeno a la comunidad ingrese o salga de la comunidad”, dijo el funcionario, quien considera que “no es el camino más adecuado el obstaculizar el desarrollo de un bien público como es un proceso electoral”.

El 30 de abril, los wixárika establecieron un veto electoral, a manera de presión política, para que se ponga fin al conflicto agrario en Huajimic, La Yesca, con la restitución de las 10 mil 500 hectáreas de tierras ancestrales invadidas por ganaderos y la indemnización a éstos.

Rodríguez Morales dijo que en caso de que el pueblo wixárika decida no participar en el proceso, la decisión se respetará aunque también advirtió que está postura tiene “trascendencia jurídica”.

“Si las condiciones persisten en el sentido de que hay imposibilidad material de integrar una mesa directiva de casilla ahí con los integrantes de está comunidad, no se instala, simplemente no se instala, no se puede instalar bajo la fuerza, bajo la coacción. Si su voluntad es no participar en las elecciones, no los podemos obligar a que lo hagan”.

En caso de que la comunidad decida no participar, el INE cancelará 7 casillas de Mezquitic y 6 de Tuxpan de Bolaños que están previstas a instalarse en puntos como Los Amoles, Ocota de la Sierra y Mesa del Tirador, es decir, justo en las zonas donde los huicholes instalaron puestos de vigilancia y bloqueos.

De ser así, la Junta Local del INE en Jalisco deberá aplicar los procedimientos correspondientes y argumentar las condiciones que se han presentado en la zona para analizar si se anula la elección en esa región.

En el escenario contrario, es decir, que se permita la instalación de casillas, el INE necesitará seleccionar 78 propietarios y 117 funcionarios de casilla de la región, a quienes en una semana deberá capacitar para instalar las mesas directivas de casilla sin mayores contratiempos el 1 de julio.

Rodríguez Morales descartó la existencia de quejas o procedimientos presentados por parte de candidatos o partidos políticos por afectaciones derivadas del veto electoral de los wixárikas.

Más información en: 

Wixárikas vetan campañas en su territorio

Crece el conflicto en territorio Wixárika

Wixárikas detienen 10 horas a funcionarios estatales