Es la elección más compleja que haya habido en México.

Hay más de 18 mil cargos de representación popular en disputa. Y 89 millones de mexicanos con permiso para votar

Solo la Ciudad de México, en su nueva modalidad de estado 32, va a tener 160 concejales nuevos, además de los 83 representantes locales y 25 federales que ya se elegían.

La mitad de las candidaturas deberá ser ocupada por mujeres. También habrá una cuota indígena: los partidos deberán postular a representantes de pueblos originarios en 13 distritos federales, de los 28 que tienen mayor población indígena según las cuentas oficiales.

El Instituto Nacional Electoral promete fiscalizar en vivo los excesos de la campaña, aunque ni siquiera pudo evitar las trampas en la recolección de firmas de los candidatos independientes.

Solo en dos de los 32 estados del país no habrá elecciones concurrentes con la federal. Es decir, sólo los votantes de Baja California y Nayarit no tendrán que cruzar más de tres boletas (para presidente, senador y diputado federal).

Veremos en campaña a futbolistas, cantantes, políticos experimentados y políticos que cambiaron de camiseta.

Y se rompió un tabú muy mexicano: ahora, muchos de los ganadores podrán ser reelectos.

¿Qué se juega en la elección del 1 de julio?

Quizá lo que advirtió la única precandidata independiente de partidos políticos, que no estará en las boletas porque el sistema aún no es tan democrático: la sobrevivencia de muchos grupos.

O quizá la última oportunidad de que la narcopolítica no se instale en todo el país.

En Periodistas de a Pie pensamos que la única forma de contar una elección tan compleja como la que tenemos enfrente es desde las microhistorias que rodean la contienda. Apostamos –una vez más- por el trabajo colaborativo para armar el rompecabezas electoral con diversas miradas y voces. Para contar las elecciones de los caciques locales y también de los ciudadanos hartos; de los empresarios; de las mujeres; de los luchadores sociales;  de los migrantes, y de los milenials.

Para nosotros es tan importante lo que ocurre en una comunidad de Puebla, Chihuahua o Chiapas, como lo que ocurre en la elección federal. Cada uno, en su espacio, tendrá un impacto y un efecto en la re-construcción necesaria de este país.

Con este sitio iniciamos una alianza de medios locales en nueve estados del país*, incluida la Ciudad de México, entre los que compartiremos espacios e información.

Contaremos las historias de los candidatos, su bitácora de frases desechables y promesas incumplibles, lo que no sabemos de la contienda y lo que aún nos puede sorprender. Revisaremos el trabajo de los árbitros y las reglas del partido. Qué pasó con las grandes gestas democráticas.

Es un esfuerzo titánico, posible gracias al apoyo de Open Society Fundations y de una treintena de medios y periodistas que estarán participando en esta crónica a muchas manos de la elección más grande y compleja de nuestra historia moderna.

Los invitamos a sentarse en la primera fila de las gradas y recorrer con nosotros estas historias. Al final de cuentas, la política mexicana también es un espectáculo.

*Medios y redes aliados: Pie de Página (CDMX), Lado B (Puebla), Página 3 (Oaxaca), Chiapas Paralelo (Chiapas), APEG-Trinchera (Guerrero), Unidad de Investigación del Noroeste (Sinaloa), Zona Docs (Jalisco), Red Libre Periodismo (Chihuahua), Voz Alterna (Veracruz).