Ex secretarios de gobierno falsifican documentos y se hacen pasar por indigenas

Los ex secretarios de gobierno, Humberto Pedrero y Roberto Rubio se hicieron pasar por indígenas y ahora son virtuales diputados federales electos por distritos que ni siquiera conocen

Texto: Ángeles Mariscal / Chiapas Paralelo

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. Humberto Pedrero Moreno es economista graduado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), fue Secretario de Hacienda del gobierno de Manuel Velasco hasta marzo de 2018. Su credencial de elector señala que nació en la capital de Chiapas, pero para lograr ser candidato a la diputación federal por el Distrito 2 con sede en el municipio indígena Bochil, se adscribió como indígena y ejidatario del poblado Monte Grande, una comunidad enclavada en la sierra y habitada por tzoztiles que viven en condiciones de pobreza extrema.

La mismo hizo Roberto Antonio Rubio Montejo, ex secretario Técnico de Manuel Velasco. Pero él dijo ser indígena tojolabal y ejidatario de la comunidad Jerusalén, ubicada a dos horas de camino de la cabecera municipal de Las Margaritas.

Humberto Pedrero y Roberto Rubio contendieron por las diputaciones federales de los distritos 2 y 11. Ganaron con el registro de la alianza de los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México y Nueva Alianza (PRI-PVEM-Panal).

Ahora son virtuales diputados  federales electos, pero su candidatura se encuentra impugnada porque según las pruebas presentadas en las denuncias interpuestas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), falsificaron documentos de las autoridades de los poblados Monte Grande y Jerusalén, quienes señalan que Pedrero y Rubio no son indígenas, nunca han vivido en estas comunidades, y ni siquiera los conocen. También presentaron una querella penal en su contra.

En ambos casos, por ser considerados los distritos 2 y 11 con una mayoría de población indígena, según los resolutivos INE/CG508/2017 e INE/CG299/2018 del Instituto Nacional Electoral (INE), para que se garantice la representación de los pueblos originarios, al momento de su registro los candidatos debieron demostrar tener un vínculo efectivo con la comunidad indígena de estos distritos. Pedrero y Rubio lo hicieron, pero con documentos aprócrifos.

…..

Para registrar su candidatura el ex secretario de Hacienda entregó al INE una constancia expedida por quien firma como Alejandro Escobar Núñez, y dice ser Comisariado del ejido Monte Grande. En el escrito dice que “Humberto Pedrero Moreno pertenece a esta comunidad indígena , pues ha trabajado en el ejido Monte Grande , y ha trabajado en el ejido desde hace más de 6 años, así como también asiste a las asambleas ejidales, y apoya al ejido con trabajos que la asamblea determina para el beneficio de nuestro ejido. Así también se hace constatar que desde el año 2011 se desempeñó como representante ante la SAGARPA en el estado de Chiapas. Actualmente se desempeña como secretario en el referido ejido”. El documento tiene fecha del 22 de junio de 2018.

En la documentación entregada al TEPJF para pedir la nulidad de la elección del Distrito 2, los representantes de la coalición “Juntos haremos historia” entregaron los oficios certificados de las autoridades municipales de Bochil y ejidatarias de Monte Grande. En ellas señalan que el escrito que presentó Humberto Pedrero para demostrar su vínculo con los tzotziles de la región, es falso.

Las autoridades de Bochil señalan que el Comisariado de Monte Grande es Mariano Jiménez Girón. Refieren que en los registro del municipio no hay ningún poblador llamado Alejandro Escobar Núñez, nombre que aparece en el escrito del ex secretario de Hacienda.

El Comisariado Mariano Jiménez Girón, por su parte, informó en otro escrito certificado por un notario, que en los registros del poblado Monte Grande no hay ningún ejidatario con el nombre Alejandro Escobar Núñez, ni con el de Humberto Pedrero Moreno o de Alfredo Antonio Gordillo Moreno, suplente de Pedrero, quien también dijo ser campesino del lugar.

Añade que nadie en el poblado conoce a estas tres personas, y que por existir un documento falso usurpando a la autoridad ejidal, presentará una querella penal. Esta demanda ya se presentó ante la Fiscalía del Estado de Chiapas y quedó registrada con el número R.A.-0120-013-08-06-2018.

También sigue su curso impugnación ante el TEPJF por parte de la coalición “Juntos haremos historia”, quien argumenta según las anteriores y otras pruebas presentadas, que el ex secretario del gobierno de Manuel, y su suplente, cometieron “violaciones graves y dolosas” a la ley al falsificar documentos, son inelegibles como candidatos de distritos indígenas y se debe declarar nula su elección como diputados federales.

…..

Roberto Antonio Rubio Montejo, persona cercana al gobernador Manuel Velasco, y quien aún aparece en el directorio del gobierno de Chiapas como Secretario Técnico, ganó la diputación federal por el Distrito 11, mediante la coalición PRI-PVEM-Panal.

Para llegar a la candidatura de este municipio indígena, entregó al INE una carta firmada por Carlos Hernández Pérez, quien según el documento, es “Agente municipal del ejido Jerusalén” de Las Margaritas. En el escrito se señala que pertenece a esta comunidad indígena pues es ejidatario (…) y ha trabajado en el ejido desde hace más de 6 años (…) es representante permanente del ejido ante la Secretaría de los Pueblos Indígenas de Chiapas”.

Este jueves, en conferencia de presa en la que estuvieron las autoridades del ejido Jerusalén, señalaron que en este poblado no hay nadie con el nombre de Carlos Hernández Pérez. “A Roberto Antonio Rubio Montejo no lo conocemos, no es ejidatario y no es habitante del ejido Jerusalén. No ha trabajado en el ejido, no lo conoce la asamblea, mucho menos ha desempeñado alguna representación”. Detallan que en este sentido, el virtual diputado federal electo “está usurpando identidad de origen étnico para poder acceder a la diputación”.

Los indígenas tojolabales piden al INE realice una investigación sobre este caso, y sobre quienes más se registraron como candidatos por este distrito, ya que aseguran que ninguno de ellos es integrante de los pueblos originarios de la región.

….

Ya antes de las denuncias de los habitantes de Monte Grande y Jerusalén, la antropóloga del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Araceli Burguete, había señalado que en los 5 distritos indígenas de Chiapas donde los candidatos debieron demostrar documentalmente su adscripción a las comunidades, solo dos son reconocidos por las comunidades de los pueblos originarios.

Quien no lo hizo, además de Humberto Pedrero y Roberto Rubio, fue Manuela del Carmen Obrador Narváez, prima de Andrés Manuel López Obrador, quien contendió a través de la coalición “Juntos haremos historia”, por el distrito 1 con cabecera en Palenque, y ahora es virtual diputada federal electa. Para la antropóloga, estas tres personas usurparon el lugar que corresponde a los pueblos indígenas, y lo hicieron con documentaciones fraudulentas.