Lo destapa Belinda y lo confirma AMLO: Ebrard será canciller

Marcelo Ebrard será el encargado de la política exterior mexicana en el gobierno dede López Obrador. Para el anuncio se adelantó Belinda, pero tres días después, en un salón de fiestas, llegó la confirmación del propio presidente electo

Texto: José Ignacio De Alba
Fotografía: Fernando Santillán 

Salón D´Luz Roma ofrece banquetes para bodas, para graduaciones, quince años, y grandes eventos. Pero eso sí, nunca se había hecho el nombramiento de un canciller en este recinto. Aquí Andrés Manuel López Obrador dijo que propondría al ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, para encabezar la Secretaría de Relaciones Exteriores en lugar de Héctor Vasconcelos, quien fue electo para ir al Senado de la República.

En el salón que tiene capacidad para 800 comensales y ubicado a 5 minutos de la casa de campaña del candidato de Morena se convocó a la prensa en calidad de “urgente” para hacer el anuncio. El siguiente paso es que el Senado de la República -con mayoría de Morena- de el visto bueno a Ebrard.

Con un telón de fondo dorado y un tanto percudido Andrés Manuel López Obrador anunció que el 13 de julio se reunirá con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el 24 asistirá a una reunión con los mandatarios que integran la Alianza del Pacífico, invitado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Hace tres días, la actriz Belinda anunció em Twitter el nuevo cargo que ocuparía Ebrard: “@m_ebrard qué gran acierto tu nombramiento como próximo Canciller de México e integrante del equipo de transición del próximo gobierno del presidente @lopezobrador_ estoy segura que desempeñarás el mejor papel. Mucho éxito y gracias por tu confianza y apoyo”.

El evento, que duró menos de una hora, fue el más corto en la vida del Salón D´Luz Roma. Hecho el nombramiento, López Obrador se retiró en su coche, al volante el chofer, de copiloto el próximo presidente y en los asientos traseros Marcelo Ebrard y Héctor Vasconcelos; los tres salieron muy trajeados del salón de fiestas aún con la luz de día.