Tabasco es totalmente Morena

En la tierra de Andrés Manuel López Obrador, Morena consiguió no sólo una votación histórica para los candidatos a la gubernatura y a la alcaldía de Villahermosa; también se llevó todas las diputaciones locales y la mayoría de los municipios

 

Texto: Carlos Marí 

Fotografías: Agencia Cuartoscuro

VILLAHERMOSA, TABASCO.- Al filo de 23:50 horas del domingo, Maday Merino, presidenta del Consejo el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), informó que el candidato morenista, Adán Augusto López Hernández, tenía una tendencia a su favor de entre el 62.1 al 64. 3 por ciento de los votos; su más cercano contendiente, el perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa, de la coalición Por Tabasco al frente, tenía entre 16.8 al  18.4 por ciento, seguido de la priista, Georgina Trujillo Zentella, con 11.5 a 12.7 por ciento.

Tras conocer los resultados del conteo rápido que lo perfila como virtual ganador de la gubernatura, con una preferencia histórica y participación de más de 70 por ciento de los electores, López Hernández ofreció una conferencia de prensa para presumir, no sólo su triunfo, sino que Morena y su aliado, el Partido del Trabajo, se llevaron 15 de los 17 ayuntamientos y todas las diputaciones locales por mayoría. 

Ese fue el tamaño del Tsunami que provocó el paisanaje del candidato presidencial del Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien, de acuerdo con los resultados preliminares, había obtenido un respaldo de cerca del 80 por ciento de los votantes tabasqueños. 

“Es una diferencia histórica (en la elección de gobernador) de un poco más de 40 puntos y es el más alto porcentaje a nivel nacional”, dijo López Hernández. 

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, prometió conciliar a los tabasqueños con un gobierno incluyente, pleno y con respeto a las diferencias, porque Tabasco, según sus palabras, necesita una reconciliación.

“Tabasco está urgido de una reconciliación y yo voy a hacer todo para que esto se dé. Nuestra victoria no es para apabullar a nadie, es una victoria que nos tiene que ayudar para sanar las heridas de Tabasco”, reconoció, en la misma línea discursiva del candidato presidencial.

“Nos comprometemos a trabajar sin descanso. Tabasco tiene que ser otro, va a recuperar sin duda a seguridad, vamos a llamar a la inversión privada y generar las condiciones de confianza para que Tabasco transite en una nueve ruta”, 

Expresó también su satisfacción por el virtual triunfo de López Obrador en la elección presidencial, sobre todo, consideró, porque, como originario de Tabasco, ayudará a en las gestiones que el gobierno estatal solicite a la federación.

“No desperdiciemos al gran gestor de los tabasqueños, que va a ser el próximo Presidente de la República y desde aquí va nuestro reconocimiento, nuestra solidaridad con Andrés Manuel López Obrador, que va a implementar la cuarta transformación del país”, expresó. 

Agradeció al gobernador perredista Arturo Núñez por haberle llamado telefónicamente para reconocerle su triunfo, por lo que aprovechó para destacar que fue respetuoso con el proceso electoral.

“Actuó (Núñez) de manera pulcra políticamente. Yo reconozco el que no haya habido la intervención del Gobierno del Estado en el proceso electoral”, dijo, y aseguró que esta misma semana le presentará su plan de gobierno. “para que sin perder ningún tiempo, iniciemos ya de manera conjunta la elaboración del presupuesto del próximo año y al mismo tiempo, iniciemos una etapa de transición, para que en enero, entremos con todo a desempeñar nuestro trabajo”. 

También agradeció a sus oponentes, para quienes dijo, “está mi mano tendida”.

Entre quienes le externaron su reconocimiento de triunfo, figuró Georgina Trujillo Zentella, candidata del PRI, quien le ofreció apoyarlo, con la advertencia de que también estará de por medio su exigencia de que cumpla con sus promesas de campaña, a como las que él gestionaría con López Obrador.

“Yo seré una aliada de Adán para que Andrés Manuel también le cumpla a los tabasqueños merecemos. Estoy convencida que Tabasco tiene todo para salir adelante y los tabasqueños, todos, tenemos que hacer el mejor esfuerzo para que efectivamente la riqueza que tenemos en su gente nos permita construir un futuro mejor y recuperar su grandeza”, dijo con voz quebrada. 

El virtual ganador al gobierno Adan Agusto López Hernández de Morena durante conferencia de prensa. Fotografía: Edgar Jasso / Agencia Cuartoscuro

El festejo

Luego de fijar su postura, López Hernández acudió a la Plaza de la Revolución para celebrar con miles de sus seguidores el triunfo de López Obrador, el de los demás candidatos y el suyo.

Con este virtual triunfo, Morena arrebata al PRD la gubernatura que ganó en el 2012, con su abanderado Arturo Núñez Jiménez, quien derrotó al PRI, partido que había mantenido el poder político durante más de 70 años. 

Este lunes, al filo de las 2 de la tarde y con el 81.62 por ciento de las casillas computadas, el Programa de Resultados Preliminares confirmó a López Hernández una tendencia favorable del 61.4 por ciento de los votos. 

El candidato de Morena a la alcaldía de Villahermosa, Evaristo Hernández todavía obtuvo en esta tierra un mayor oleaje de votos por el efecto de la elección presidencial, con su 69.5 por ciento de los votos a su favor. 

En participación de ciudadanos en las urnas, Tabasco quedó con un porcentaje histórico de 70.03 por ciento.

Miles de personas recibieron a AMLO en Tabasco durante su visita por la entidad. Fotografía Saúl López / Agencia Cuartoscuro

Los retos

A López Hernández le tocará afrontar la crisis de las finanzas estatales heredada desde que Granier, quien se encuentra preso desde hace cinco años, dejó la Gubernatura, como también el desempleo desatado ante la caída en la producción e inversión en el ramo petróleo. La tasa de desocupación ha sido durante dos años y medio la más alta del país. 

En el periodo de la administración interina de Gurría (1991-1992), López Hernández fue presidente de la Junta de Conciliación y Subsecretario de Gobierno y Asuntos Jurídicos, cargo desde el cual le tocó negociar los reclamos que le dirigían al entonces mandatario los grupos que continuamente se plantaban  frente al Palacio de Gobierno para exigir el pago de indemnizaciones por los daños ocasionados por la actividad petrolera. Su encomienda era, ante el incumplimiento de Pemex, ser mediador y evitar que la manifestación se prolongara, por lo que de inmediato convocaba a los líderes a firmar una minuta, en la que se fijaba una prórroga, pero como la entonces paraestatal no daba respuesta, le tocaba nuevamente consensuar con los inconformes “acuerdo”.

Según su curriculum difundido por el Senado, como militante del PRI, López Hernández se manejó como posible gobernador sustituto, en 2001, a raíz de la elección anulada a su entonces correligionario Manuel Andrade, a quien el PRD lo impugnó por el apoyo que recibió por parte de la administración de Manuel Gurría.

Todavía en ese año, López Hernández se desempeñó como secretario general del PRI; en 2002, como coordinador de campaña en el proceso interno para elegir candidato a gobernador, y en 2003 renunció para sumarse al PRD.

De los compromisos con la vida gubernamental y a los ideales del PRI y del PRD, pasó a la lealtad con López Obrador, al ser el primer senador del partido del sol azteca en sumarse al de Movimiento de Regeneración Nacional, y así, aligerar una cascada de otros militantes que se fueron sumando. 

En Morena, intentó ser a alcalde, pero las encuestas internas determinaron que el candidato fuera el ex dirigente estatal, Octavio Romero Oropeza, quien perdió con un partido todavía naciente.

Simpatizantes de Morena durante mitin de AMLO en Tabasco. Fotografía: Saúl López / Agencia Cuartoscuro