Muertos y heridos en jornada electoral

Asesinatos, secuestros y ataques ocurrieron en distintos estados del país durante este domingo de elección, crímenes que se suman a los ocurridos a lo largo de toda la jornada electoral, que suma más de 100 personas asesinadas.

Redacción @PiedePagina

Durante este fin de semana se presentaron conflictos en distintos estados del país vinculados a la jornada electoral, que hasta las 20:00 horas de este domingo, habría resultado en al menos 9  personas muertas, decenas de heridos y desaparecidos.

En Michoacán, la representante del PT ante el Instituto Electoral de Michoacán, Marcela Casillas Carrillo, denunció el asesinato de Flora Reséndiz, asesinada a balazos en la puerta de su casa. Reséndiz era activista del PT en Contepec, Michoacán. Flora Reséndiz tenía 49 años de edad. El crimen fue confirmado por Ramón Hernández Reyes, presidente el IEM en el estado.

En Chiapas, en el municipio de Venustiano Carranza fue asesinado con arma de fuego Prisciliano Hernández, militante de Morena. La Fiscalía de Distrito Centro del gobierno local confirmó el crimen.

También en Chiapas, en el municipio indígena Santiago del Pinar, alrededor del medio día un grupo de personas ligadas al partido Mover a Chiapas llegó a la casilla ubicada en el kiosco del poblado a quitar las mamparas para obligar a los votantes a sufragar de manera abierta por el candidato de su partido, Sebastián Gómez Gómez, quien es cuñado de la presidenta municipal, Juana López Santos. Los agresores usaron palos, piedras y otros objetos para agredir a los funcionarios de casilla y representantes de los partidos, quienes se opusieron, por lo que se dio una confrontación que terminó con 17 personas heridas de golpes, dos de ellas hospitalizadas. En un inicio, se informó de una persona fallecida, sin embargo, después se rectificó que el saldo fue de heridos únicamente. La Secretaría de Gobierno del Estado confirmó los hechos y descartó que hubiera personas heridas de bala.

Al sur de Taxco, Guerrero, a las 9 de la mañana se encontró el cuerpo de un hombre que fue identificado como cuñado del candidato a la Presidencia Municipal por el Panal, Mario Figueroa. Así lo informó el periódico El Sur de Acapulco. Hasta el cierre no había datos que establecieran el móvil del crimen.

En aquel mismo estado, Sara Castro Chamú, la representante general de Morena en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, Tierra Caliente de Guerrero, fue privada de su libertad por unos hombres armados que la sacaron de su casa en la comunidad de San Cristóbal. La denuncia de este caso la hizo el representante de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Sergio Montes Carrillo, quien precisó que los captores de su compañera fueron unos tres jovencitos de entre 15 y 17 años. Con armas largas entraron a su casa entre 9:30 y 9:40 de la mañana y se la llevaron. Según Montes Carrillo la representante de Morena en ese municipio ya había recibido amenazas desde el viernes pasado por parte de gente del candidato del PRI a la alcaldía de ese municipio, Víctor Hugo Vega, para que no se movilizara en el contexto de esta votación. A las 3 de la tarde el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, del gobierno estatal, señaló que Sara Castro fue liberada y tenía golpes en el cuerpo. Ajuchitlán del Progreso estuvo considerado por las autoridades locales como uno de los 18 municipios marcados en rojo en el mapa de riesgo diseñado para advertir de los riesgos en esta elección.

También en Guerrero, pero en el municipio de Chilapa, hombres armados dispararon al aire en la casilla 1118, en el barrio Santa Gertrudis, lo que provocó que la gente se dispersara e inhibiera el voto, denunciaron los habitantes de este lugar de la Montaña baja de Guerrero. Chilapa es el principal municipio de la Montaña baja de Guerrero, y es considerado por las autoridades como el más violento de esta región.

Según el periódico El Sur,  la candidata del PVEM a la alcaldía del municipio de La Unión, Elsa Valencia Guzmán, denunció que a unas horas de la elección, un integrante de su equipo de trabajo, de 24 años de edad, fue asesinado y compartió en un video de 40 segundos de duración el testimonio de la madre del joven ejecutado, quien señala como responsable de la muerte de su hijo a los guardaespaldas del candidato del PRD, Crescencio Reyes Torres.

En Tabasco, una mujer fue asesinada cuando esperaba la apertura de una casilla electoral, ubicada en la ranchería Río Seco, en el municipio de Cárdenas. La víctima fue identificada como Jeny Torres Torres, de 45 años de edad. Según testigos de los hechos, le dispararon dos hombres desde una motocicleta y la mujer murió instantáneamente al recibir dos impactos de  bala en la cabeza.

Por otra parte, en Morelos el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado, Sergio Aispuro, informó que en la casilla 624 del municipio de Temixco dos hombres dispararon al aire con armas de fuego en la colonia Lomas del Carril. No hubo ninguna persona lesionada y sólo provocó el pánico entre los votantes.

En el estado de Jalisco, Luis Anaya, director de la encuestadora Alternativa Gubernamental, reportó hostigamiento por parte de la policía municipal de Chapala y señaló que una de sus compañeras encuestadoras fue retenida de forma ilegal por algunas horas. Cuando la mujer por fin fue liberada, narró que había sido detenida en los separos de la policía de Chapala, atada a un tubo. Hasta el cierre de la edición, la mujer se encontraba en evaluación médica y atención psicosocial; según las primeras versiones, mostraría rasgos de tortura.

Fotografía: Pedro Valtierra Anza / Agencia Cuartoscuro

Violencia desde la víspera 

Durante un día antes de la jornada electoral, el sábado 30 de junio, también hubo hechos violentos. La prensa nacional registró el asesinato de cuatro  integrantes del PRD con armas de fuego e igual número de heridos, en el sur del Estado de México. De acuerdo a los datos proporcionados por el PRD, los militantes asesinados son: Raymundo Guadalupe de Jesús (30 años), Gregorio Hernández (35), Juan Carlos Guadalupe de Jesús (23) y Erick García Vidal (17). Este último sobrino de Lucio Vidal, actual presidente municipal de Donato Guerra. El ataque se habría dado cuando militantes del PRD vigilaban posible arribo de materiales de construcción o despensas en la zona sur del Estado, cuando un comando armado llegó y los rafagueó sin mediar palabra.

También el sábado, el militante de Morena, Miguel Pérez Patiño, fue privado de su libertad por individuos en un auto blanco sin placas, en Cuautitlán Izcalli. Así lo denunciaron en redes sociales su hija y amigos. Posteriormente, Morena confirmó la información a la prensa. Horacio Duarte, representante electoral por Morena, señaló que al menos 10 militantes de Morena han sido agredidos; entre ellos Pérez Patiño. También mencionó que un hombre llamado Saturnino Rebollar fue secuestrado por un comando armado en Valle de Bravo, Estado de México. Agregó otros incidentes: que en el Municipio mexiquense de Temascalcingo fue baleado el vehículo del candidato a la Presidencia Municipal, y en Toluca el representante de Morena ante el Instituto Electoral del Estado de México, Ricardo Moreno, fue agredido por priistas.

En los últimos nueves meses, según conteo de la prensa nacional, al menos 101 políticos y candidatos fueron asesinados en México, en el contexto de esta elección.

Fotografía: Margarito Pérez / Agencia Cuartoscuro