“Los políticos son una vergüenza”: damnificados

Los damnificados de los sismos de septiembre llegaron a la capital del país a “desenmascarar las mentiras del gobierno” y pedir un nuevo censo. Reclaman el uso político de los apoyos para la reconstrucción. A dos meses de las elecciones, “los olvidados” piden a los políticos no lucrar más con la tragedia.

 

Texto y fotografía: Ana Cristina Ramos y  Estrella  Pedroza

“¿Porque los políticos dan la espalda al pueblo cuando mas lo necesita?”, pregunta enfadado Said Ruíz López, vocero de la Coordinadora General de Damnificados de Juchitán, después de cuatro días de viaje.

“Seria una burla para la sociedad, para los damnificados, que los partidos en lugar de darles la atención vayan a hacer su proceso electoral (…) El pueblo no les interesa, lo que les interesa es mantenerse en el poder. Pero ya nos dimos cuenta de quién en realidad es el gobierno, y ojalá y dios quiera que no sigan gobernando este país, porque son una vergüenza”.

Siete meses después del terremoto que sacudió a la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estados de México, Oaxaca y Chiapas,  representantes de todos los estados afectados llegaron este jueves a la capital del país para demandar al gobierno federal que realice un nuevo censo de damnificados.

Abandonados por casi todos, un grupo de damnificados organizó la Caravana de los Olvidados, que viaja en autobuses, camionetas y automóviles desde el Istmo hasta Ciudad de México.

La “Caravana del Sismo” en la Ciudad de México. Fotografía: Ana Ramos

La caravana de “Los Olvidados”, como le llaman busca transparencia en los recursos y subvenciones eléctricas para los damnificados.

Gabriel Sánchez, de Unión Hidalgo, afirma que los gobiernos de los tres niveles están usando muchos de los apoyos que llegaron por la tragedia para las campañas electorales. Desde su perspectiva, el proceso de consulta que están promoviendo las autoridades y empresas eólicas en la región no puede avanzar si no concluye la reconstrucción.

“No se puede hablar de consulta sin derecho a vivienda digna”, dice.  Y “la misma lógica” aplica para las elecciones.

"Caravana del Sismo", Ciudad de México. Fotografía: Ana Ramos
“Caravana del Sismo”, Ciudad de México. Fotografía: Ana Ramos

Hay otros factores que complican el escenario electoral. El jueves 12 hubo una balacera en San Dionisio del Mar, una comunidad que se ha opuesto a los parques eólicos y cuya población está dividida por los partidos políticos. “La asamblea dice que no hay condiciones (para el  proceso electoral)”, dice el comunero Isaul Celaya.

Los afectados llegaron  a la secretaría de Gobernación, donde nadie los recibió. Estaba previsto que dormirían a un lado del monumento Ángel de la Independencia,  y este viernes caminan hacia las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (SEDATU) y luego la Secretaria de Gobernación.

Allí pretenden instalar un campamento indefinido.

“Caravana del Sismo”, Ciudad de México. Fotografía: Ana Ramos

¿Recursos para campañas?

Una escala de su viaje fue en Cuernavaca. En el icónico monumento de La paloma de la paz organizaron un mitin para recordar las razones de la expedición.

“Venimos a desmentir al gobierno, que ha difundido en los medios de comunicación que el Istmo se encuentra de pie”, aseguró Dagoberto Toribio Severo, damnificado habitante de la ciudad de Matías Romero y representante de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo de Tehuantepec. “¡Eso es una vil mentira!”.

Y dice por qué: en decenas de comunidades de la región, sobre todo las más alejadas y pobres, los damnificados aún duermen en casas de campaña.

Los subsidios autoridades por el Fondo Nacional de Protección de Desastres o la SEDATU se quedaron en el bolsillo de familiares y amigos de políticos y funcionarios locales.

Por eso unas 600 víctimas del sismo marchan a la capital del país, dice Teófilo Vázquez Vasconcelos, uno de los damnificados.

“Que se realice una auditoría a la titular de la SEDATU (Rosario Robles) y a los delegados porque no es posible que esos recursos millonarios se estén usando para las campañas políticas”, sentencia.

Un nuevo censo, esta vez ordenado y transparente, revisar el destino de los subsidios y auditar a los delegados de la Secretaría. Parte de sus peticiones. ¿Y si no les hacen caso?

“Vamos a desenmascarar al gobierno federal y principalmente a Rosario Robles, que es la responsable del manejo de los recursos de SEDATU”, advierte Said Ruiz.

“Que el pueblo de México sepa que son puras mentiras lo que han dicho en televisión”.

“Caravana del Sismo”, Morelos. Fotografía: Estrella Pedroza