Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /nfs/c11/h04/mnt/201213/domains/elecciones2018mx.periodistasdeapie.org.mx/html/wp-content/plugins/smart-slider-3/nextend/library/libraries/localization/pomo/plural-forms.php on line 224
"Desde abajo del templete"/ Semana 7 | Elecciones 2018
portada7

“Desde abajo del templete”/ Semana 7

 

No podemos ocultarlo, a donde miremos se alcanza a ver esperanza. Es muy probable que las altas expectativas que buena parte de la población mexicana coloca en el candidato puntero no se alcancen, es muy probable que no logre cumplir sus promesas, es en extremo posible que si gana el candidato de las izquierdas se tenga que enfrentar a la resistencia de empresarios y políticos corruptos que le impedirán avanzar a la velocidad deseable e incluso le inmovilizarán, es seguro que las izquierdas auto-excluidas estarán ahí desde el primer día, señalando esa inmovilidad como una condición voluntaria, como un castigo por haberles dejado fuera. Sin embargo las y los esperanzantes ahí están, en las plazas, en las calles, apostando por un futuro diferente.

 

Tampoco hemos podido evitar mirar las prácticas clientelares de muchos partidos, repitiendo sus viejas fórmulas: camisetas, regalos, hasta la instalación de grandes pantallas para ver el futbol. Ahí no hemos encontrado rostros de esperanza, sino de necesidad y desesperación. También, de acuerdo a los testimonios de quienes nos han mandado fotografías de estas concentraciones, es donde más hostilidad se encuentra: las personas se esconden, se tapan la cara, se embozan. Mientras de un lado hay esperanza, de este lado hay miedo y vergüenza.

 

Estamos a quince días de la elección, la parte más intensa de las campañas. Pero no solo las campañas, todo el mundo intensea, se crispan, se enfrentan. El México bruto resuelve el conflicto electoral a balazos, a golpes, a insultos. El resto descalifica, ridiculiza al contrario, lo denuncia… los menos analizan propuestas, equipos, antecedentes. Unos creen que el país se transformará, otros esperan que todo siga igual, a pesar de la guerra, de la corrupción, del fratricidio. Unos quieren venganza —que desembocará en más venganzas en un círculo interminable—, otros quieren justicia. Unos quieren guerra y otros paz. Muchas aristas de un mismo país que esperamos ir reflejando en esta cobertura colectiva.