Renuncia de última hora en Tierra Caliente, Guerrero

En una de las regiones más inseguras del estado (y del país), las decisiones de quienes son o no candidatos pasan por los grupos criminales; entre amenazas arrancaron las campañas a diputados locales

 

Texto: Margena de la O / APEG-Trinchera

Fotos: Cortesía 

CHILPANCINGO, GUERRERO.- Morena arrancó las campañas en distritos locales de Guerrero sin candidata en la sede del 18, que corresponde al municipio de Pungarabato, en la Tierra Caliente; Silvia Rivera Carbajal, renunció a la candidatura por considerar que no tenía garantías de seguridad.

La ahora ex candidata basó su renuncia en que supo que algunos de los candidatos locales de la región, de diferentes partidos, fueron amenazados y decidió que no esperaría hasta que la amenaza llegara a ella para bajarse del barco. Rivera Carbajal ya fue secuestrada en el contexto del proceso electoral de 2015.

La decisión la tomó desde el viernes pasado, momento en que, aseguró, preparaba el trámite de renuncia ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). Con un escrito fechado el sábado 28 de abril a la una de la tarde la formalizó ante el Consejo Distrital, sólo falta a que la ratifique este lunes ante el órgano electoral estatal.

El representante de Morena ante el IEPC, Sergio Montes Carrillo, informó que ya tiene el escrito de la renuncia y que esperan su ratificación para que el espacio lo supla quien quedó en segundo lugar en las encuestas, en este caso Rita Banderas.

De acuerdo a los plazos, mencionó, la candidatura quedará sólida otra vez esta misma semana, porque sólo les otorgan un plazo de 72 horas después de la ratificación. Pablo Amílcar Sandoval, dirigente estatal de Morena, dijo en una entrevista que buscaría tener un diálogo de manera personal con Rivera Carbajal para saber de manera directa sus razones.

“Vamos a hablar con ella, les pido que nos den ese espacio para platicar y nosotros haremos una postura institucional”, comentó. Pero el tiempo no le alcanzó.

Este domingo arrancaron oficialmente las campañas de los aspirantes a diputados por los distritos locales, pero ya Rivera Carbajal tenía un pie afuera de la contienda.

Su partido envió un comunicado sobre el arranque de campañas de los aspirantes a los distritos locales de Acapulco, Chilpancingo e Iguala, a los que asistió el dirigente estatal, y donde envió un mensaje al gobernador priísta Héctor Astudillo Flores: “que se dedique a hacer su trabajo que meta las manos en la seguridad. Queremos seguridad y tranquilidad para los guerrerenses, no para los candidatos y los partidos, queremos que sea el pueblo quienes estén acompañando a los políticos”.

Aun con su carrera política, alojada sobre todo en el PRI, partido con el que llegó a la diputación federal, Rivera Carbajal pidió licencia para competir en esta elección local con Morena, pero planteó que se retiraba de la contienda porque no estaba dispuesta a arriesgar su vida y la de su familia. “Soy respetuosa y agradecida con Morena (…), pero ahí está la candidatura”, comentó.

Una vez que cierre el trámite de renuncia, adelantó, regresará a sus funciones de diputada en el Congreso de la Unión.

Pungarabato es un municipio de la Tierra Caliente de Guerrero, una de las zonas consideradas más inseguras del estado por su índice delictivo, y a su juicio ve complicado que las elecciones se desarrollen ahí con buen saldo.

Tampoco gobierno del estado descarta un panorama similar, porque en el mapa de riesgo que diseñó para este proceso electoral alertó sobre las zonas más peligrosas: Costa Grande, Zona Centro y Tierra Caliente.

“Desafortunadamente ahorita las condiciones están peor, como no tengo compadre, como no tengo padrino. La verdad yo no puedo penetrar ahí en esas situaciones, en estos momentos que está muy complicado el asunto”, comentó la ex candidata.

 Las elecciones en Guerrero también ya tienen a cuestas 19 políticos asesinados (12 sólo en lo que va del proceso electoral) y uno más está desaparecido. 

En la Tierra Caliente, el panorama electoral es complejo. Ayer mismo, poco antes del arranque de las campañas, una tienda fue saqueada en Arcelia, luego de que los dueños se negaron a pagar cuota a un grupo criminal. Cuando la Gendarmería y la policía estatal llegaron al lugar, ya había sido saqueada la mayoría de la mercancía.

 

También te puede interesar: Ola de crímenes en Guerrero